24 ago. 2016

COFETE - FUERTEVENTURA

LOCATION: COFETE

THE BEST PART OF MY STORM.
Nada se puede comparar con la sensación de libertad de estar en medio de un paisaje que sobrecogería a cualquiera. Y como dice la primera frase, esto sólo es la mejor parte de mi tormenta, porque no puedo evitar mostrarle al mundo lo que ven mis ojos.
Mi primer viaje a la isla fue simplemente un sueño desde el primer día que desembarqué del avión hasta el último amanecer que vieron mis ojos, y honestamente, durante todo ese tiempo no pude parar de preguntarme, ¿cómo puedo tener tanta suerte para ver, sentir y experimentar todo esto? La calidez de los colores de Fuerteventura no se puede comparar con nada, absolutamente me encontraba ahí, donde el mar rugía y se enfrentaba con la inmensas montañas que se elevaban impunes al paso del tiempo. Ahí, donde agua y tierra emergían dando paso a paisajes como éstos, dónde el sol mostraba las dos caras de Cofete: oscura e imponente con sus nubes y llena de luz y de vida.
El murmullo del vaivén de la olas te hacía recordar que estabas en la isla, la isla de la que todos hablaban maravillas, porque está claro que Fuerteventura te atrapa, no sé si serán sus pequeños y cálidos pueblos, sus montañas solitarias, sus playas kilométricas donde puedes perderte o quizás la serenidad que aporta el ambiente, no lo sé, pero si sé lo que sentí en ese momento.
Ahora más que nunca lo que quiero es dedicar más tiempo a perderme en la naturaleza y conectar no sólo conmigo, sino también, aunque suene cursi, escuchar al mundo, sentir la energía de la tierra, del aire, de la naturaleza evolucionando y creciendo en su propio esplendor y que yo pueda vivirlo.
Estas imágenes hablan por sí solas, paisajes lunares que atrapan y que enamoran, y yo no pude haber elegido mejor mi atuendo, un sencillo vestido en color granate que contrastaba a la perfección con el ambiente.
Espero que les guste mucho este artículo porque sin duda es uno de mis preferidos hasta el momento. 
No puedo explicar como es que existen lugares tan bellos como éstos, solo que puse mi corazón en él♥

Nothing compares to the feeling of freedom standing in the middle of this landscape. My first trip to Fuerteventura was to pure dream from a-z and honestly, I kept wondering during the whole time, how did I get so lucky so see, feel and experience all of this. The warmth of the colors in the island is incomparable.
If there's one thing I definitely want to do, is spend more time getting lost in nature and connecting with not only myself but also, as cheesy as it may sound, listen to the world, feel the energy of the ground, of the air, of the nature evolving and growing on it's own and let this empower you too. We all need from time to time to re-center and learn to feel and be again.
I hope you like it very much this article because it is without doubt one of my favorites so far. I cannot explain how it is that there are places as beautiful as these, only that I put my heart into it♥

FEELING COFETE - FUERTEVENTURA


No corras, camina.
No imagines, siente.
No esperes, ahora es el momento.

Cofete, Febrero 2016

22 ago. 2016

COFETE'S LANDSCAPES - FUERTEVENTURA



Es inimaginable pensar como en este mundo existen paisajes como éste, donde la montaña es arena, donde la arena es mar y donde el mar es lo que llamamos tierra.
Está claro que Cofete me robó el corazón.
Sus montañas erigidas desde el nivel del mar impresionaban mucho más cuando te encontrabas a la orilla de sus aguas. 
El murmullo del vaivén de la olas te hacía recordar que estabas en la isla, la isla de la que todos hablaban maravillas, porque está claro que Fuerteventura te atrapa, no sé si serán sus pequeños y cálidos pueblos, sus montañas solitarias, sus playas kilométricas donde puedes perderte o quizás la serenidad que aporta el ambiente, no lo sé, lo único que sé es que quiero regresar♥

21 ago. 2016

MIRADOR COFETE - FUERTEVENTURA


Desde la distancia uno aprecia mejor las cosas, o eso pensamos.
Se levantaba ante mí una de las maravillas más bonitas que han vistos mis ojos jamás.
Ojalá el tiempo pudiese pararse, porque lo hubiera hecho ahí mismo, en ese instante, dónde el mar rugía y se enfrentaba con las inmensas montañas que se elevaban impunes al paso del tiempo.
Ahí, donde agua y tierra emergían para dar paso a este paisaje.
En camino a Cofete ♥